3.png

Ana Meléndez, Contadora

He aprendido a manejar mejor las emociones, a entender a las personas

Al inicio vine solo por probar y me inscribí de inmediato porque estaba desesperada, ya que pasé una semana en el hospital con ansiedad generalizada e insomnio, y como había pagado de inmediato, tenía que probar el método.

Al principio de meditar tenía muchas preguntas y no creía que el método podía funcionar, además venía al centro de meditación más que todo a distraerme porque el ambiente es muy agradable, también me gustaba que había aire acondicionado en el cuarto de meditación.

Poco a poco me sentí mejor, además el compañerismo entre los asistentes y meditantes es muy bueno, debido a que comemos juntos, intercambiamos experiencias, salimos a pasear.

Meditando, he aprendido a manejar mejor las emociones, a entender a las personas, ya que todos somos diferentes, además antes me molestaba por todo y hoy ya no.

Desde que nací he tenido ansiedad y soy una persona super complicada, pienso que al manejar mejor las emociones he mejorado en esos aspectos.

Mis mayores obstáculos son mis creencias religiosas, ya que toda mi vida he sido católica practicante, y no obstante en la meditación nunca me han dicho de dejar la religión católica, a veces siento que la religión y la meditación no son muy compatibles.

Entre los resultados que conseguí al meditar en Meditación El Salvador, destaco:

  • Aceptar y entender a las personas, no enojarme por cosas pequeñas, poco a poco vencer mi ego, manejar mejor las emociones.

  • Ver lo positivo a pesar de los problemas y obstáculos.

  • Verme mejor a mí misma y todos los defectos que tengo.

  • Poco a poco dejé de tomar pastillas para dormir.

Me gusta el ambiente cálido del centro de meditación, el compañerismo que hay, los asistentes son muy buenas personas, debido a que nos entienden, apoyan, están pendientes de uno, dan buen ejemplo.

(...)

Recomiendo la meditación a todas las personas que se creen buenas y quieren ser felices, pero no saben cómo hacerlo.